Saltar al contenido

Antorcha Sueca

antorcha sueca

La antorcha sueca ha pasado de ser prácticamente la manera en la que muchos soldados salvaron la vida en las guerras del norte a un complemento de jardín que hace las delicias de todos con su belleza hipnótica. ¿Quieres saber de qué estamos hablando? Te contamos qué es una antorcha sueca, por qué debes tener al menos una y, por supuesto, te enseñamos a hacerla.

¿Qué es una antorcha sueca?

La antorcha sueca es un elemento que te permite hacer una pequeña fogata y mantenerla durante horas. Ello se hace de una manera muy sencilla y, a su vez, resulta eficaz en ambientes húmedos donde las hogueras convencionales son muy difíciles de prender y mantener. De hecho, su nombre proviene precisamente del país donde se ideó esta técnica “novedosa” que ahora, lejos de ser un posible método de supervivencia, se ha convertido en un elemento que, además de útil, es decorativo.

El método que se sigue consiste en colocar un tronco verticalmente sobre el terreno para que, una vez prendido, arda de arriba a abajo, sin entrar en contacto con el suelo. Pero, tranquilo, este es sólo un pequeño resumen, después vas a tener un paso a paso para hacerla tú mismo.

Ventajas de la antorcha sueca

Una antorcha de Suecia es mucho más que un fuego.

  • Fuente de calor efectiva. El fuego que se consigue es tan adecuado como el de cualquier otra fogata.
  • Para situaciones adversas. Esperemos que nos ea el caso pero, como hemos visto, esta se puede utilizar en situaciones adversas en las que no disponemos de madera seca. El pino es una excelente opción.
  • Seguridad. Su disposición vertical hace que sea casi imposible que el fuego se extienda, siendo mucho más segura.
  • Originalidad. Sin duda, gana en originalidad a cualquier otra fuente de luz y calor.
  • Decoración. Además, resulta tan bonita que no sólo sirve para eso sino que se utiliza como un elemento decorativo, muy atractivo, además.

Compra un tronco online y ten tu propia antorcha sueca en cuestión de horas

¿Cómo hacer una antorcha sueca?

Si tienes curiosidad, saber que hacer una es muy sencillo y podrás disfrutar de todo lo que te hemos contado de una manera realmente económica.

Preparar los elementos necesarios

Hay que considerar lo siguiente:

  • Base.
    • Esta debe ser plana y sólida.
    • Puede ser un tablón, una piedra plana o el propio terreno. Se trata de conseguir que el tronco quede aislado de la humedad.
  • Tronco.
    • Corta una pieza con bases rectas para que apoyen perfectamente sobre la base que hayas preparado.
    • Ahora debes cortar el tronco en cuatro a lo largo, haciendo dos cortes verticales que dibujen el diámetro del círculo que es la base.
    • Una vez tengas las cuatro piezas, átalas, por la zona inferior, para que se mantengan unidas en vertical.
  • Yesca.
    • Esta será pequeña para que queda en el hueco en forma de cruz que se queda al haber unidos las cuatro maderas.
    • Obviamente, en casa podremos comprar yesca de alta calidad pero, a modo de curiosidad, si te encuentras en un apuro en la montaña, por ejemplo, saber que los rellenos de las chaquetas o mochilas.
  • Combustible.
  • Para mantener el fuego puedes batonear ramas, esto es, pelarlas para quedarte con la zona interior, que estará seca.
  • Por supuesto, también puedes hacerte la vida más fácil y comprar elementos de combustión.

Prender el tronco

Para ello:

  • Introduce un palito por uno de los laterales del tronco, es decir, por una de las aspas; de esta manera, conseguirás separar un poco las maderas para introducir la yesca y el combustible adecuadamente.
  • Coloca la yesca en la parte inferior de los huecos creados, lo más cerca posible de la base y tratando de dejarla algo esparcida para que sea accesible desde fuera.
  • Sobre esta irán los elementos combustibles, primero los más finos e iremos colocando encima aquellas cada vez más gruesos.
  • Ahora queda prender la yesca. Puedes hacerlo con mechero, mecha, miniartorcha o como mejor convengas, pero siempre desde la parte inferior, lo más cerca de la base que nos sea posible.